Im-presionante!!! no es ninguna chulería, es simplemente cierto.  En la Freixneda (Teruel), en la comarca del Matarraña, existe una quesería muy especial -Freixneda de Cabra- en ella elaboran entre otras delicias nuestro CABRIOLA, un quesico pequeñin, de pasta blanda con un aroma intenso pero un sabor suave y delicado, elegante, es su mejor definición.  Tiene varios premios y además lo han incluido en la lista de los 100 mejores quesos del mundo. ¡¡Toma ya!!  Como ingrediente principal para nuestras croquetas… no vamos mal ¿no? Comprarlo no es complicado pero me vais a permitir que mencione a las amig@s de “La Rinconada del Queso” una tienda diminuta en tamaño pero muy grande en variedades, mimo e imaginación, en la calcroqueta cabriola+nuecesle Méndez Núñez.

Bueno a lo que estamos, cogeremos nuestra mata de borraja y empezamos eligiendo las hojas mas grandes y sanas para luego escaldarlas-triturarlas-escurrirlas.  Conforme vayamos ligando la masa de harina y leche  le añadimos la borraja y casi al final, el queso, pero no lo cogemos y lo echamos entero, ala!!,  que os veo venir, hay que darle mimo y confianza (si, si quereis también le podeis cantar bajito) sino se asusta, lo primero que le haremos es quitarle la corteza blanca que lo envuelve y nos la guardaremos para ayudar a pasar una cerveza ocasional que haya por la nevera.  Asi pués, toda la pasta la unimos a la masa que andábamos ligando, terminamos y en las últimas vueltas incorporamos las nueces (por favor del país) troceadas y a esperar que se enfrie un poco para rebozar con huevo y pan rallado.   Lo dicho im-presionante.

El amigo Florentino (que hoy no le ha pillao la vaca…) nos recomienda un Borsao selección 2010 de Borja con variedades Tempranillo, Syrah y Garnacha.  Dice que es güenico.

Anuncios