¡Bueno, bueno! el nombre es mucho más molón, ahí va:  Risotto de codorniz carmelizada en perfume de uva dulce más armonía de borraja con sombrerete de foie y piruleta de ave.  Si lo decís sin respirar, el apartamento en Torrevieja es vuestro.  Teníamos otro nombre “25 de diciembre, fun fun fun…” pero sonaba comercial.

Lo dicho, parece un follrisotto de codornizón pero organizadicos llegamos a la mesa incluso en navidad.  Tenemos cuatro partes, veamos el ARROZ, las BORRAJAS, la CODORNIZ y el FOIE FRESCO.  Empezamos con la codorniz, del muslo, cortaremos el trozo de la bolica y lo caramelizaremos entero para decorar, el resto la podemos dejar tal cual, o troceada.  Lo pondremos todo en un cazo con mantequilla, oporto o un jerez dulce y miel y en poco tiempo (7 ó 8 min.) se quedará cubierta de una capa pringosilla.  Si la deshuesamos antes de echarla al cazo al abultar menos gastamos menos vinico (que no está el asunto pa’ostias) acordaros de salarla en crudo.  Reservamos.

Las borrajas, cortamos los tallos más delgados y los ponemos a hervir poquico para conseguir el “verde bonito”, reservamos.  Troceamos los trozos de foie y reservamos.  Ponemos una cazuela para hervir el arroz o bien con caldo muy suave de ave o simplemente con agua, mientras sube, nos “reservamos” nosotros y consumimos con orden y elegancia los aperitivos que andan por la mesa, cuando esté a punto, echamos el arroz y a su vez ponemos la plancha en marcha para marcar (sin tiza) el foie fresco.  La grasa que tira NO se tira.  Cuando el arroz este en su punto añadirle la codorniz troceada en pequeño y “esa grasa” del foie, ligarlo todo con una chorradica de aceite güeno.

La presentación va por barrios, como en la foto o  en plato bonito o en vaso transparente apropiado, el sabor es el mismo, palabrita del niño Jesús.

Florentino se ha vuelto a perder con la moto, andará por Barbastro ¡que se yo! el caso es que no tenemos vino, asi pues le daremos gracias al cuñao por taer una.  Mil saludos.

Atención me comenta la D.G.T. que lo ha visto en Vinaroz, que le echo la bronca y aquí tenemos el vino, Mesache roble tinto, semicrianza 2010, somontano.  Bye.

Anuncios