palicos borrajaSi Mariano pudiera comer de estos palicos, os aseguro que sería capaz de amar a la humanidad, hacerse fotos con los animales, defender el medio ambiente (no confundir con “lugares de ambiente”) y parar ya de joder.

Si Dios habitara entre nosotros, no nos dejaría abrir la puerta de la nevera, nos diría que las fresas son mas resultonas o incluso que con uvas aporta un toque chic ¡¡¡¡no, mentira!!!!

Por el contrarío hablando con Don Diablo, que ese sí está en todos los saraos, nos invita a probarlas, nos sugiere con su lengua viperina no dejar ni una (el que venga atras que espabile) e incluso ofrecerle al vecin@ para someterl@, así pues ¡¡PECAD, PORFA, PECAD!!

 

Vayamos al lío  señoras y señores, con una sonora advertencia, ¡ES MUCHO FACIL!, sólo vamos a necesitar tres cosas, salud, dinero y amor…

Salud, para bajar a por la borraja con el frío que tenemos.  Dinero, para pagarla junto al chocolate y los Peta-Zetas y Amor para repartir a carretilladas por el barrio (que hace mucha falta).  Haremos palicos de unos 6 cm. de largo, con la borrajica mas estrecha y la pondremos a cocer al dente, cuando lo hayamos conseguido, rápidamente la enfriamos en agua fría y dejamos escurrir.  El chocolate es ese que se utiliza para postres o fondant (es muy facil encontrarlo), en un vasico ponemos unas porciones y derretimos en el micro, con cuidado de no pasarnos (si empieza a hacer burbujas, mal) poco a poco y con una cucharilla ir consiguiendo el efecto.  Untar mitad palico en el chocolate y colocar sobre papel de aluminio y por encima las peta-zetas (sino te las has comido ya, son adictivas) y ya está.  Guardarlo en la nevera para que el choco se solidifique y se quede ¡crunch!  Lo que si recomendamos es comerlo en “manada” pues las risas están servidas y ahorita mismo están recomendadas cualquier día a cualquier hora.

Y nuestro bodeguero Florentino que tantos días llega tarde, hoy ha estado MU pero que MU profesional, y nos recomienda un vino dulce natural (moscatel, vaya) de Coto de Hayas.  Salud y muchas Risas.

Anuncios