Hola, hola, hola, holaaaaaaa!!! Qué tal amigos?  Lo sé, hace un montón que no venía por aquí,  que os voy a contar…. no voy a engañaros ¡ estaba en la ONU recopilando información para unos nuevos PostGastroBorrajerosViajeros.  En efecto, éste que teneis en vuestras pantallas es el primero de una serie,dedicada a la gastronomía internacional (o como dicen en casa, ¡a saber que comen por ahí!).  Yo creo que con cinco ya nos valdrá para hacer “el oso”, luego ya “sieso”, ampliamos.

sushi

Sushi. : Dicese de arroz blanco enrollado en alga y relleno de cosas, originario de Japón o alrededores, que nos hace subir tres o cuatro peldaños, en molones, en cuanto le decimos a ese ser vivo… “tengo sushiiii en my house, vienessss” .  Luego te dicen que han quedao, que le toca turno en el taxi o que tengo que sacar al perro.  Conclusión a fregar TU.

Hemos prometido contarlo todo y a ello vamos.  El alga Nori (como el detergente) es lo que usan estos seres para su elaboración y que les quede un rollico perfecto y bacilón, (y lo consiguen).  Pues bien, nuestra aportación al mundo (vale, nadie me la ha pedido, pero soy de Teruel y existo) son las hojas grandes y sanicas de nuestra borraja, las que escaldamos con amor.  Reservaremos y que vayan escurriendo.  El arroz hemos pensado usar el del pirineo “El Brazal”, que aunque vendan japonés para estos menesteres, nos hace más” ilu” el nuestro.  En una taza ponemos el que vamos a usar y lo lavamos una y otra vez, unas siete u ocho veces (a mi no me digais nada, yo no lo he inventado).  lo cocemos.  Con vinagre de arroz (tres partes), azucar (dos partes) y sal (media parte) y a fuego muy lento, sólo para disolver, creamos un “almibar” que ligaremos con el arroz.  Y ahora queda rellenar, en estos momentos la imaginación fluye, la casualidad aterriza y la suerte nos sonrie (todo a la vez) y diseñamos:

A)  Tomate, óregano y parmesano rallado.

B )  Espárrago triguero y salsa de yogurt.

C )  Paté de aceituna negra y anchoa en aceite.

D )  Aguacate y salmón ahumado.

A la hora de enrollar ¡paciencia! las hojas no tienen la misma consistencia que las algas y son algo frágiles, pero se puede, vaya que si se puede.

Y así de esta guisa es como  Oriente se hizo amiguito de las Borrajas, ellos no lo saben, pero igual se lo mandamos al embajador para que de el visto bueno… o nó.  Eso sí, si decidimos a favor lo enviaremos con una botella de Torrelongares tinto garnacha 2012, (que sólo le falta la medalla del día de la madre), para que beban sí, para que beban.  Saludos.

Anuncios