El otro día en Nápoles (al lado del Picarral) tomando un carajillo con Sofía Loren (la de pastas Gallo), me exclamó ¡Tonino! a mí me gusta dura….por mi cabeza pasó de todo y nada confesable, reconozco que “todavía estoy en edad de merecer”, pero me asusté.   Me repuse con dignidad del embite y le contesté, Sofi cariño, qué me estás contando?  Qué es ello que te perturba?  Mostrándome el folleto que indicaba un paseo en “burra” por Montañana, se jodió el glamour.

Aún así y con el corazón partío, mDSC_0805e pareció seductor ofrecerle mis Spaghettis de Borraja & Vieira en salsa de Azafrán (del Jiloca).  Para ello cortaremos la borraja en trozos grandes y los “filetearemos” cuan famosa pasta cociéndola después en un plis plas.  La viera la separaremos de su coral y la marcaremos en plancha poquico.  Pondremos en una sarten un poco de aceite con una nuez de mantequilla, freímos una poca de cebolla y cuando esté transparente añadimos un chorrito de vino blanco (poco) y unas briznas de Azafrán.  Dejamos evaporar el vino y completamos con Leche Evaporada (o nata) y una cucharada de Queso Philadelphia blanco, rectificamos sal y esas cosas y finito.

De espaldas, ligeramente inclinada hacia allá, “mi” Loren irradiaba deseo, contagió su aroma por la habitación y la frescura… ¡la muy fresca, se ha dormido!  Llamaron por teléfono, me desperté sobresaltado (me querían vender una aspiradora), me puse una rebequita, que por las noches aún refresca y pensé que siempre nos quedará Montañana… y la burra.

 

Anuncios