Apollonia estaba ligeramente sentada en el taburete rojo, escote palabra de honor hablaba sensíblemente de ella.  Una moto negra aparcó en la puerta de El Descorche. Prince abrió la puerta, su presencia iluminó el local y hasta Chorche que andaba colgando platos de celibritis, quedó prendado.  Traje púrpura con hombreras, camisa blanca hasta el insulto y cuello grande y doble, estudiosamente desabrochada, botas con tacón alto y mirada de fuego que le penetró a Apollonia hasta fundirse en un gran beso.  Chorche de El Descorche, seguía a lo suyo mirando el reloj para ver el Real Zaragoza.

Prince se dirigió a él y le pidió una zarzaparrilla, éste loDSC_0948 miró por encima de los tomates y sentenció, o Ambar o a la calle…bebiendo con agrado la cosa se iba animando, cuando de pronto le puso un platito de “Borrajas Agridulces del Copón”, probó, se iluminó, bailó, bailaron, cogió la partitura, se abrigó con su chaqueta Púrpura mientras en la calle llovía (Rain, lo llaman en Minneapolis) en el cassete del bar sonaba funky y Chorche seguía colgando platos…

Anuncios