Manuel seguía arreglando la lavadora de la señora Vicenta, la cual se mostraba un poco inquieta por el resultado final.  Tenía muchos años (la lavadora), bueno y Vicenta y además parecía no confiar mucho en el mocete, -Manuel, puedo estar segura? repicaba la señora una y otra vez.  -Que síiiii le sonreía el otro.  Tú dirás lo que quieras Manuel pero no sé si estar segura…pasaba el rato y entre tira y afloja empezaba haber hambre, Vicenta fué a la nevera y cogió un trozo de turrón casero que  le enseño un vecino del pueblo allá por el 1874.  Quieres un poquico?.  Manuel no dudó en levantarse ya preguntando, de que es? y eso verde?.   Ainnnss, cabezeaba Vicenta, ésto es “Turrón ddsc_2054e Chocolate con Almendras refrescado con Granada & Borraja”, ah! y un almibar de mandarina. Copón, exclamó Manuel, de éso si está segura, no?  Ella reía con alegría mientras comían otro trozo.  En ese momento puso en marcha la lavadora y al ver que funcionaba bien le dijo Manuel si estoy segura, a lo qué el respondió  …a éste turrón unos piñones no le irían nada mal. Colleja al canto y todos tan amigos.

Anuncios