Coco y Puchi estaban tomando un agapé en el jardín cuando entró en escena Silva, un guaperas de la urbanización modernazo total, comunicándoles que el restaurant nuevo ya había abierto sus puertas y que había reservado mesa para todos.  Coco y Puchi hacían “aaaaaaiiiiins” (por el guaperas…) mientras él les contaba la decoración y tal.  A las nueve estaban sentaditos los tres en el Marsella mientras qudsc_2164e Carlos les susurraba que tenían una ensalada en carta divina de la muerte, Coco rápidamente advirtió de sus alergias, respondiendo éste que todo está controlado y prosiguió.  “Ensalada de naranja sanguina con rallado y vinagre de chocolate negro, bajo queso fresco coronado de miel y pimientas, salpicado de arándanos”  Puchí gritó ooooh! mientras Coco aplaudía y Silva preguntando inquieto comento algo sobre borraja, a lo que Carlos respondió, por ser el día de la inauguración añadiremos al plato un “ramillete de hojas de borraja frita” (que por cierto se queda crunch) Los tres saboreaban con alegría y risas disfrutando del Copón.  Silva levantó su copa y aludió “lo que la borraja ha unido que no lo separe el cardo” bebieron, pagaron y se fueron…chimpúm!

Anuncios